Saltar al contenido
Inicio / Noticias / Festival de Les Arts 2023: Lo que nos ha gustado y en lo que el festival tiene que trabajar

Festival de Les Arts 2023: Lo que nos ha gustado y en lo que el festival tiene que trabajar

Pulsera Festival de Les Arts 2023

Allá por 2015 salíamos muy contentos de la primera edición de un nuevo festival que nación en el junio valenciano para quedarse. Era y es el Festival de Les Arts que este año ha celebrado su octava edición. El festival preferido por influencers e instagramers para cientos de fotos con la Ciudad de las Artes y las Ciencias de fondo, ha cerrado dos días de calor en la capital del turia con un resultado correcto en lo musical, sin grandes momentos destacados, a excepción de la colaboración de Rufus T.Firefly en el Golpe Maestro de Vetusta Morla. Y una octava edición que ha tenido sus momentos fuertes y flojos y que, como todas, ha tenido sus pros y contras que analizamos a continuación.

Festival de Les Arts 2023: Los pros, a aplaudir.

Empezamos nuestro repaso al festival con el aplauso a las novedades y las cosas que encontramos a destacar del festival:

  • El primer acierto del festival fue el envío de pulseras a casa de los asistentes para evitar las largas colas de las acreditaciones en la primera jornada del mismo. Si a esto le unes los infinitos recordatorios y promociones de la organización para que llevaras recargada desde casa, pues ya lo tienes todo hecho el viernes a las 6 de la tarde. La duda está ahora en si mrece a pena pagar por ello o si debería ser opcional.
  • Un festival sin aglomeraciones en las barras. Fue la nota general en el festival, el que quería beber bebía sin perderse un concierto. Sin duda una buena organización (o menos consumo debido a los precios)
  • Otro punto a favor del festival fueron los baños. No encontramos grandes colas para acceder a ellos y en general estaban bastante limpios (aunque sin lavabo de manos). Sin duda un aplauso para el personal de limpieza del recinto, siempre unos de los grandes olvidados de la producción de un festival.

Festival de Les Arts 2023: los contras, puntos a mejorar.

Obviamente en un festival de este calado siempre hay quejas y se le puede encontrar algún defecto o casa a corregir.

  • El cartel: 11 grupos por día en dos escenarios. ¿Solo? Estamos hablando de un festival de primera línea con abonos por encima de 80€ y ¿solo ofreces eso? Está cogiendo costumbre el organizador, The Music Republic en varios festivales, vender los abonos antes de anunciar ningún nombre en el cartel y luego lo que te pongan te guste o no. De momento le sale bien la jugada, pero las burbujas siempre acaban por explotar.
  • ¿Y el sábado? A muchos les pareció un cartel más que flojo para un festival de primer nivel.
  • Si a esto le sumamos que el final quedó deslucido en Viva Suecia, plato fuerte del día. No hubo pirotecnia, una tradición del festival que desde este año deja de serlo.
  • Precios por las nubes: la inflación es para todo y para todos y los festivales no se libran de ella. No solo el abono que ya es alto. Tomar algo o cenar dentro del festival cada año es más caro. Suerte que como solo hay dos escenarios y no hay solapamientos, siempre se puede salir a los bares o centros comerciales de al lado para beber algo más económicamente o cenar.
  • Y luego están los demás “gastos” que van aparte de la entrada. No te lo dicen a la hora de comprar el abono, pero una vez dentro si quieres consumir debes pagar un vaso de plástico a 2,5€ “por ser ecológicos” ¿o por pagar el festival?. Dinero que de ninguna manera recuperarás porque no se te ofrece esa posibilidad.
  • Y los “gastos de gestión” que conlleva el haber ido al festival es que si te ha quedado algo de saldo en la pulsera después del festival descubres que te aplicarán unos gastos de gestión devolución saldo en pulsera de 3 eurazos. En la era de la informática, el bigdata y la inteligencia artificial sabemos que ya no hay nadie detrás de estas operaciones picando a mano en una lista y contabilizando lo que tiene cada uno de saldo como para justificar estos 3 euros.
  • ¿Masificación? Vimos como este año se ahorró en espacios promocionales o incluso en la zona de Djs de otros años (el tercer escenario ya es un recuerdo de los que tuvimos la suerte de ver los inicios). En la zona Vip no había ni un triste banco, ¿y todo por qué? Ocupan sitio donde cabe gente.
  • La calidad del sonido en determinados conciertos y puntos del recinto era más que cuestionable para un festival de esta talla
  • Cuenta la leyenda que hubo una persona que vio uno de los puntos de agua corriente obligatorio por ley del recinto… No decimos que no estuviera, no la vimos (ni señales que lo indicaran).
  • Sorpresa, las barras cierran antes del final del último concierto. Si pensabas tomarte algo después de Viva Suecia o comprar un agua para refrescarte camino de casa, olvídate, las barras ya no sirven nada y te quedas en la pulsera con esos euros que guardabas para ello para tramitar la devolución (si te compensa). Gana la banca.
  • Y por último, esta redactora quiere destacar algo que a muchos dolió desde que se conocieron los horarios es que el festival no pusiera en un lugar destacado a Second en su año de despedida. Una banda con tanta historia y presencia en la escena debería haber tenido un trato más destacado. Seguro que otros festivales los despiden como se merecen.

Esperemos que la organización haya tomado nota y veamos un Festival de Les Arts 2024 acorde al lugar donde se celebra.


Nota: Contenido Actualizado con fecha 25/10/2023 06:59

Soy Mired, periodista especializada en la música, la escritura y el deporte. Todas mis aficiones tienen nexos en común y me encanta disfrutar de mis carreras con música y correr a las primeras filas en los festivales y conciertos. Sígueme para estar al día de las novedades de los grupos indie del momento.