Entrevista a Ramón Mirabet que está noche actúa en la sala Joy Eslava de Madrid.

Entrevista a Ramón Mirabet que está noche actúa en la sala Joy Eslava de Madrid.

 E.A.A.26/05/2017 Ramon Mirabet Comentarios


Ramon Mirabet es un cantante procedente de Sant Feliu de Llobregat y un ttotamundos habitualmente residente en Sitges. Nieto de artistas de circo e hijo de músicos, empezó a rodearse de música desde pequeño. Su padre le dio a conocer bandas cómo Chicago o The Police y lo más importante, a entender el jazz.
El año 2010 quedó en tercer puesto en el concurso de la televisión francesa "La Nouvelle Star", gracias a esto llegó rápidamente al éxito. Fue muy popular en Francia y durante un año hizo anuncios, entrevistas y protagonizó varias portadas de revistas.
Pero cansado de esa vida regresó a nuestro país y en el año 2013 publicó su primer disco, "Happy Days", financiado por sí mismo con el dinero que ganó durante muchos años tocando por las calles. En febrero del año 2016 salió su segundo álbum de estudio, titulado "Home Is Where The Heart Is" y es en este mismo año que pone música al mítico anuncio del verano de Estrella Damm con su single 'Those Little Things".

Y hoy, tras su rotundo éxito en su visita a la capital el pasado 10 de noviembre en la Sala BUT, conseguía un lleno absoluto, el artista vuelve a Madrid con miras a abarrotar otra de las míticas salas de la ciudad: la sala Joy Eslava donde estará acompañado de su espectacular banda.

En Madrid vivimos uno de los mejores conciertos de toda la gira... Fue increíble y quiero volver a vivirlo!
Os necesito a todos y todas allí para llenar la Joy Eslava!
Que corra la voz!

Y gracias a este paso por la capital hemos podido hablar con Ramón para conocerle un poco mejor y saber qué es lo que nos espera tanto este viernes en la Joy como este verano en el que podremos verle en varios de los festivales más importantes de nuestro país.



La entrevista:

  • Para romper el hielo y ponernos en situación, ¿cómo defines tu música?
  • Es una pregunta complicada porque yo veo la música como una manera de transmitir las cosas que tengo dentro y las saco de la manera más visceral e intuitiva posible.
    Entonces ahí se mezclan un montón de cosas. Desde lo que escuchaba con mis padres a lo que escucho ahora. Me gusta desde el Jazz a la música electrónica y toda esa mezcla sale de alguna manera reflejada en mi música. Al final todo es pop, porque es música popular y es como desnudas o vistes una canción.

  • ¿En cuántos idiomas te defiendes?
  • Mis lenguas maternas son el catalán y el castellano y luego en Inglés y francés me siento muy cómodo.

  • Y una pregunta que supongo te harán muchas veces, ¿cantas en inglés porque te gusta más expresarte así?
  • No porque es como me sala de la forma más natural dada la música que he escuchado. Pero te voy a decir que en estos últimos años en que he coincido con muchos grupos que hacen cosas en catalán y en castellano en festivales, hay cosas que escucho y digo un poco ¡que guay! ¡Qué uso de la palabra! y se me ha despertado un poco el gusanillo de jugar con cosas, pero solo eso, de jugar. Tengo ganas de romper esa barrera del idioma pero no voy a hacer de repente un disco en castellano y centrar mi carrera sólo en castellano.



  • Hablemos un poco de tu último disco “Home Is Where the Heart Is” publicado hace más de un añito ya.
    Con la perspectiva que te da este año, ¿cómo valoras el recorrido que ha tenido el disco y el que aún le queda por delante?
  • Hay dos maneras de valorarlo porque la realidad que yo vivo en Cataluña es diferente a la que hay en Madrid.
    Venimos de estar arriba en los festivales de Cataluña con Manel, con Love of Lesbian o con Sidonie, y cuando salimos de casa y vamos a Madrid es como empezar un poco de cero. Entonces en Cataluña este segundo grupo es la confirmación y en Madrid es como asomar la cabeza. Y es raro porque cuando lo comento con los grupos catalanes que vienen a Madrid con los que tengo amistad; Love of Lesbian, Sidonie, La Pegatina… coincidimos todos en que el público de Madrid es el mejor que hay. De hecho la primera vez que vinimos en Madrid llenamos la But con 800 personas cuando nos costó llenar la Sala Apolo de Barcelona cuatro o cinco conciertos. Es como que el público de Madrid está más habituado a ir a conciertos.
    Y volviendo a la pregunta el objetivo del disco era empezar a existir en el resto de España. Empezar a hacer festivales como el Sonorama, ir al Arenal Sound, vamos a Polifonik… empezar a existir y de momento va bien la cosa pero lo que pasa es que siempre quieres más.

  • Y ¿qué crees que hace falta para que la situación se iguale?
  • Básicamente creo que es porque los medios de comunicación de Madrid aún no han descubierto nada de lo que hacemos. Han escuchado alguna cosa a lo mejor pero sigo siendo un completo desconocido para la mayoría.
    En Cataluña tuvimos la suerte de que de repente los grandes medios de comunicación, cadenas de radio y de televisión nos acogieron muy bien desde el principio y eso es algo que aquí tiene que pasar aún y para eso hay que venir, tocar, luchar, soñar y creérselo hasta que llegue el día que una canción empiece a sonar en las radios y el boca-oreja funcione.

  • Me ha ocurrido una cosa curiosa mientras lo escuchaba en una plataforma digital para preparar la entrevista y es que los anuncios que me salían entre canciones eran en francés. ¿Esto es porque sigues teniendo mucho tirón y seguidores allá en Francia?
  • ¡Ah, sí! Pues no creo. Lo que hice en Francia en su momento tuvo mucho boom pero yo no me acabé de sentir a gusto con lo que vino después del programa y rompí con todo eso. Cerré las cuentas de las redes sociales, volví a casa, fui a tocar a la calle… y como creo que estos programas son tan efímeros no creo que sea muy recordado ya allí.

  • Precisamente en esa época pasaste de la noche a la mañana de cantar en la calle a la Sala Olimpia de Paris tras tu paso por "La Nouvelle Star" y del Olimpia a decidiste volver y empezar prácticamente de cero de nuevo volviendo a casa autofinanciándote "Happy Days". ¿Cómo fue el dar ese paso para ti?
  • Fue muy sencillo porque la experiencia de hacer un programa así en un programa que no es el tuyo y por tanto con otra cultura te hace ver las cosas desde otra perspectiva porque yo estaba allí y era exagerada, tenía paparazzis y todo. Salía a la calle y todo el mundo me conocía y me saludaba y eso era casi como estar en una especie de película en la que no estaba a gusto y no me acabé de adaptar nunca.
    Pero a parte también fue una experiencia donde me lo pasé genial, conocí a gente con la que aún hoy tengo muy buena relación, aprendí muchas cosas y aprendí muchas cosas sobre mí mismo.
    Entonces volver a tocar en la calle supuso el volver a mis orígenes, volverme a situar un poco dado lo perdido que estaba con lo que estaba haciendo y no sentía que dominara mi carrera.

  • He dicho antes que volvías a casa pero, para un pequeño trotamundos como tú, ¿dónde está tu corazón y por tanto tu hogar?
  • En realidad he dejado un pedacito de mí en muchos pueblos y muchas personas al igual que yo me llevo un pedacito de cada persona que voy conociendo. Pero cuando viajas de lo primero que te das cuenta es que el mejor sitio para vivir es donde tú vives. Aquí tenemos una suerte con nuestro clima, nuestra comida que es genial. Como aquí no se vive en ningún sitio, eso es seguro, pero también te das cuenta de que, empezando a confiar en el ser humano en muchas cosas te puedes sentir en tu casa en muchos lugares y hay muchas cosas fuera de aquí que también te llenan.
    Me gusta sentir que puedo llevarme mi casa en una bolsa, poderme ir en cualquier momento a cualquier sitio, aprender y vivir experiencias porque al final estamos aquí para eso, para vivir experiencias porque al final te vas y es lo que te llevas.

  • Estudiaste Administración y Dirección de Empresas y acabaste en la música. ¿Cómo aplicas tus conocimientos heredados en la universidad a tu carrera?
  • Pues la verdad es que la gente me dice que no me pega nada y tal, y les doy la razón, no me pega nada pero me ha sido muy útil. Cuando tú te vas a la calle y estás tres años tocando y vendiendo una maqueta para invertir en un disco es como si empraras un negocio, tu empresa. Es un riesgo, inviertes un capital, ves qué posibilidades hay, hay mucho márketing en ello, muchas estrategias… Y venir a Madrid como hago esta semana es un riesgo que tomo al alquilar yo la sala y ver si vendrá gente o no; pero Madrid es un punto estratégico vital.
    Y me acuerdo ahora que hace cuatro años escuché la palabra productor, managament, road manager… y no me enteraba de nada. En cambio ahora podría dar una master-class a grupos que empiezan sobre como veo las cosas, las posibilidades que hay, la infinidad de contratos diferentes que se pueden firmar con una discográfica… En realidad es ADE puro y duro lo que estoy haciendo también.

    Imagen


  • Háblanos del concierto del viernes en Joy Eslava, ¿Cómo va a ser?
  • Lo que va a ser seguro es un bolazo. Yo me lo paso muy bien siempre con estos músicos que son amigos de toda la vida. Siempre hemos hecho jazz juntos y al venir de ese mundo nuestros directos son siempre muy vivos, muy dinámicos, con bromas musicales y una energía en el escenario que la gente lo ve y se acaba contagiando y devolviéndonos esa energía y al final el concierto lo hace la gente. Y el concierto al final lo marca la gente y la energía que te transmite.
    Pero como va a ser en concreto no lo sé y al final eso me gusta. Hablo de tener esa incertidumbre de “¿será más tranquilo?, ¿será más animado?” y me mola tener esa incertidumbre antes de salir a tocar porque lo hace menos monótono y más divertido.

  • El verano pasado supongo que sería muy especial para ti con “Those Little Things” sonando a todas horas en infinidad de sitios, y este parece que promete con Sonorama, Arenal, Cruilla y Polifonik ya en tu agenda ¿Cómo esperas estas citas y cómo cambia tu música al pasar de una sala a un escenario grande y abierto de un festival?
  • Estamos acostumbrados a hacer festivales. Al final si un concierto normal son dos horas y en un festival normalmente tocas una hora, una hora y cuarto, lo que haces simplemente es quitar las lentas y a piñón.
    Lo espero con muchas ganas y con mucha ilusión, porque el festival tiene un punch de fiesta de estar compartiendo emociones con el público, con otros grupos e incluso mientras tocas estás pensando en ir luego a ver a otros grupos y poder hacerlo en un festival como cualquiera de esos que has mencionado es la ostia. Tengo muchas ganas de vivirlo.

  • Por último y mirando al futuro más allá del verano, ¿estás ya trabajando en nuevo material?
Si, el concierto del viernes es el último en Madrid y la idea es ir despidiéndonos este verano y allá por octubre haremos el último concierto en Barcelona para después centrarnos en preparar algo nuevo.
Y a parte es que lo necesito también porque piensa que el disco salió el año pasado pero lo grabamos hace dos y desde entonces, en todo este tiempo, he aprendido un montón de cosas. Estoy en un momento personal y musical que nada tiene que ver con el que estaba hace dos años y necesito hacer cosas nuevas.




Últimas entradas para la cita de hoy en Joy Eslava a la venta en Ticketea.



Fotos: Marat Pich, Ramon Mirabet



Otras noticias de Ramon Mirabet

Ver todas las noticias relacionadas con Ramon Mirabet »





ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Buscar en nuestra base de datos










El vídeo de la semana